Archivo para 2020

Una esperanza se funda siempre en los sueños, y los sueños nacen de las necesidades que cada persona tiene durante los diversos momentos de su vida. Y cuando se trata de sentimientos que involucran a múltiples individuos, tantos que conforman progresivamente pueblos enteros, ubicados en los más diversos  y remotos sitios de la geografía mundial. En consecuencia, diremos que esa esperanza es universal pues podría involucrar a todos los habitantes del planeta detrás de un propósito que unánimemente atañe, sin distinción de razas, credos, condición social o económica. Es decir que la empatía crecerá sin fronteras, porque es de entendimiento simple y espontáneo que unidos por una causa común también se forjará la esperanza de todos.

Luego, y a partir de la valoración realizada en el párrafo anterior, direccionemos nuestro optimismo relativo a la pandemia que, hoy en día, afecta de la peor manera al mundo entero, pues son muy escasas las excepciones reportadas. De este modo, la esperanza jamás constituiría solo una quimera. (más…)

Al ver el paso de los días en soledad, mientras que el tiempo transcurre  y va formando paulatinamente el hábito de convivir con esa forma. Es decir que el proceso de acumulación moldea el ánimo, pues lo convierte, a la postre, en una verdadera factoría de emociones que luego regirán  los destinos de la comprensión. En consecuencia, esa acción formativa sobre el individuo es inevitable, independientemente del beneficio o perjuicio que podría inferir.

Y más aún si consideramos la vida de campo en otros tiempos, por ejemplo, que era forzosamente aislada, dado que sus pobladores carecían de medios adecuados y de alternativas normalmente válidas para trasladarse, salvo por algún motivo imperioso. En otro orden, todo estaba tan distante por la misma geografía del lugar, más la dinámica propia  de los medios de transporte disponibles en  esa época.  Pero cuando decimos esto no nos referimos a un pasado tan lejano, sino apenas seis o siete décadas atrás. Incluso incidía con rigor  la inclemencia de los temporales con lluvia, en especial durante el invierno, y el lodo por doquier  sellaría la imposibilidad del traslado, que el campesino mansamente aceptaba con resignación. Y si a toda esta situación, le agregamos la falta de diarios, radio, revistas y ni  hablar de la televisión, que el colono ni siquiera  conocía, pese a que en las ciudades importantes comenzaron a aparecer algunos aparatos, como novedad y esnobismo. (más…)

Y si tomamos la denominación de origen, sería “Il Porto Antico”. El cual pertenece a la ciudad de Génova, ubicada en el noroeste de Italia, y fundada en el siglo III a C. Por su parte, este enclave en el mar Mediterráneo, se inauguró en el año 1130 y rápidamente fue tomando importancia, tanto en el aspecto poblacional y comercial, como  por las razones geopolíticas que afianzaron múltiples beneficios a lo largo del tiempo transcurrido. En consecuencia, resultaría natural la comprensión de su historia enriquecida  por tantos acontecimientos de trascendencia  local y mundial.

Por ejemplo, en el puerto de Génova,  desde 1850,  se concentró la mayor cantidad de personas dispuestas a buscar un nuevo destino que le ofreciera un futuro promisorio. Con  tal propósito,  enorme  resultó el flujo humano con rumbo a América. Fueron hombres y mujeres que en su país de origen se vieron expulsados  del circuito económico, merced  a la vertiginosa propagación del maquinismo, instaurado con epicentro en Inglaterra  a partir del año mencionado y, rápidamente, extendido a toda Europa occidental. (más…)