banderaoitSi partimos de aquella manifestación bíblica, contenida en la NVI, Génesis 3:19, que expresa: “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente…”, comprenderemos la importancia que el cristianismo asignaba al trabajo, pero no resultó un precepto destinado solo a encausar a la humanidad desde la nueva era religiosa, sino que la interpretación de la realidad mientras se plasmaban  las Sagradas Escrituras, hizo comprender la verdadera esencia  del trabajo para la vida, pues el trabajo  es el motor que impulsa el desarrollo económico y protege la vida. En consecuencia, sin el trabajo  sería imposible la subsistencia, y tratar de explicar las razones de esta situación funda una perogrullada. (más…)