Archivo para junio, 2012

Antecedentes

 Julio A. Roca nació en Tucumán el 17 de junio de 1843 y falleció el 19 de octubre de 1914 en Buenos Aires. Militar, político y estadista; ejerció la primera magistratura del país durante dos períodos: 1880-1886 y 1898-1904; en su gobierno favoreció el ingreso de inmigrantes y dictó leyes para el desarrollo de obras básicas en el progreso económico de la Argentina. Desde la década del ´70 contó con gran influencia política y plena identidad de intereses con la oligarquía hegemónica de la metrópoli.

 A continuación ofrecemos un breve relato sobre algunas huellas que pertenecen a tiempos de Roca:

 1-“Conquista del Desierto”. Fue un verdadero genocidio y creemos que nadie lo duda; sin embargo, en la distancia del  transcurso, preguntamos ¿No podría haberse  acordado con los caciques indios Namuncurá, Pincén, Catriel, Renque-Curá o Rumay,  en trabajar las tierras pacíficamente?

(más…)

Reiterando un poco lo que decíamos en la presentación anterior, el Ferrocarril Central Argentino, que unía las ciudades de Córdoba y Rosario, fue inaugurado oficialmente   el 13 de abril de 1870 por el Presidente Domingo F. Sarmiento.

 Y en el contrato de construcción celebrado entre el Estado argentino y la Compañía de Tierras del Central Argentino, establecieron, entre otras cosas, que el primero aseguraba una ganancia mínima equivalente al 7%, calculada sobre el monto del capital total invertido en esa obra, por la explotación de dicho ramal. Por consiguiente, sólo en el primer año de funcionamiento nuestro país debió pagar $ 209.820-  a dicha Compañía, en concepto de compensación por la aplicación de la cláusula anterior.

(más…)

Desde mediados de la década del ´60 y hasta la del ´90 del siglo XIX, el desarrollo de este medio para transporte y comunicación fue espectacular y, merced a ello, el progreso en las zonas de influencia resultó explosivo. Y nunca antes la República había vivido un fenómeno tan dinámico en el proceso de crecimiento.

 En el tendido de las vías férreas, realizado por empresas inglesas, se establecieron las distintas líneas formando un abanico con vértice sobre el puerto de la ciudad de Buenos Aires; un proyecto consensuado con el gobierno argentino a fin de lograr mayores beneficios para el comercio exportador de los productos primarios y la importación de bienes manufacturados.

 El caso particular dela Compañía de Tierras del Ferrocarril Central Argentino que por el tendido de las vías desde  Rosario  y hasta la ciudad de Córdoba, a cargo del ingeniero William Wheelwrigth, recibió del gobierno argentino, “en plena propiedad”, una franja de tierra de una “legua” de ancho a ambos lados de los rieles

(más…)