En consecuencia, intentaré ser útil y ameno solo a través de pensamientos, reflexiones, propuestas, experiencias, historias y, por qué no, algo de humor campesino también. Ojalá se cumpla en plenitud el destino de este espacio, únicamente el paso del tiempo develará el resultado.

Muchos años de escritor, investigador y ensayista me permitieron aprender algo, lo cual deseo compartir con los lectores de este interesante lugar. Y en el intercambio, todos cultivaremos el conocimiento sobre cuestiones que, seguramente, contribuirán a mejorar nuestra calidad de vida.

La propuesta general estará expresada por una miscelánea temática, desarrollada con la mayor simplicidad, pero por ello no menos profunda, con el fin de que todos puedan comprender íntegramente el contenido. Otra meta, será la brevedad en cada escrito, pues la demandan el tiempo del lector y mi valoración, siempre basada en la genial afirmación de William Shakespeare: “La brevedad es el alma del ingenio”.

Pienso que el humor ameniza y puede alegrar la vida de todos. En verdad no alcanzo a imaginar excepciones, sin embargo el contenido del ingenio posee matices particulares que definen la cultura de cada pueblo, y su verdadera esencia es atemporal. Por otro lado, si consideramos al humor en escala superior, se trata de un arte limitado a ciertas personas con talento creativo e histriónico, según lo expresaba Albert Einstein: “Sólo a una pequeña minoría le es dable fascinar a su generación a través del humor y la gracia”. En cambio, para el filósofo Friedrich Nietzsche: “La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar”.

Y si nos remitimos únicamente al humor chacarero  de  tiempos pasados,  a ese humor que fundaron casi siempre en hechos reales de la vida. En épocas que la cultura campesina era producto de viejas tradiciones, y cuando cada pueblo o comarca instituía un verdadero compartimiento social estanco por carecer, casi por completo, de influencias externas que indujeran a un cambio importante en los usos y costumbres ancestrales. (más…)

En un recóndito paraje  de la “Pampa gringa”, y en tiempos que la música romántica hacía furor en la juventud, más la desinformación social y política que era un clásico para todos los habitantes  de la zona. Allí, en  el preciso instante que el sol comenzaba a despuntar sobre  el horizonte, y la   mañana de mediados de julio se presentaba verdaderamente gélida, en tanto que dentro de un precario corral, sin ningún reparo de vientos ni lluvias, tres tamberos caminaban encorvados entre las vacas, como oponiendo resistencia a la temperatura que intentaba sobrepasar los abrigos superiores, confeccionados a modo de ponchos  y  con arpillera de trama compactada. En esas desapacibles condiciones, dos veces por día  se realizaba la tediosa y eterna rutina del tambo. Uno de ellos, un niño de escasos 10 años de edad, continuamente efectuaba su tarea de pie, posición que en determinado instante le permitió observar un acontecimiento insólito, sin dudas. A su izquierda  y al sur de un pequeño monte de viejos paraísos, apenas a unos 80 metros desde su lugar de trabajo y donde comenzaba un sembradío de centeno, vio que Chilín, un perrito ratonero, de color blanco con algunas manchas negras y marrones, que tendría  4 años de vida, emprendió su hostilidad contra una corpulenta liebre, que tal vez pesaba el doble de su pendenciero  adversario. (más…)

Una comunidad, y un país por extensión,  impulsan  el progreso, sencillamente apostando con vigor, en valoración y esfuerzo, al trabajo. Pues de ese modo surgieron, en el concierto de las naciones, “el milagro alemán y “el milagro japonés”, por ejemplo. Ellos poseen 357 mil km2 y 378 mil km2 de territorio respectivamente. Casi una provincia argentina.

No obstante para una apuesta al trabajo en la dimensión adecuada, con resultados de tanta importancia, se requiere crear y consolidar una base de condiciones apropiadas para proteger y potenciar a la población en general, y su sector económicamente activo en particular. Con el propósito de lograr un máximo rendimiento, donde el  fundamento estará compuesto por la salud y la educación. Y el aditamento, en esa conjunción, consiste en la tarea de difundir la cultura del trabajo.

De esta manera el sujeto comprenderá a través del tiempo, que el trabajo es el único medio digno, eficaz y, por ello, valioso para el  progreso individual, lo cual incluiría  a su propia familia. Por otra parte, ese beneficio  se extiende naturalmente a todo el conjunto social que el mismo integra. Sin embargo, para un desarrollo sólido del país en su conjunto, también es menester incentivar la inversión de capitales internos y externos, lo cual requiere una confianza plena que los inversores encuentran solo en la seguridad jurídica y en reglas claras de la economía. En consecuencia, el trabajo y el capital en simultáneo representan la verdadera columna vertebral del progreso de una economía en cualquier lugar del mundo. (más…)

En esta ocasión propongo que, de manera un tanto romántica, ampliemos nuestro conocimiento a través de un personaje que anda, observa y compara, pero siempre buscando la verdad de los hechos y de las  cosas,  con  total altruismo en esa tarea, para que cada día los argentinos puedan ser mejores  en los procedimientos y también en los bienes, cual es el modo de perfeccionar las aptitudes lógicas de ciudadanos locales y del mundo, en armónica concordancia. Mientras que asigna mayor compromiso, en este asunto, a quienes ejercen las funciones naturales del poder.

Y figuran otros parroquianos que  ayudan en ese propósito. Uno, en particular, de nombre Pincén, es sesentón y viene del norte cordobés. Hombre humilde y laborioso, pero sobre todo ama a su patria.  Por ello, de tanto en tanto, hace un alto destinado a pensar tranquilamente  en lo que está viviendo, y cuál sería su deseo. No puede leer, por esas cosas de la vida, entonces le cautiva oír los relatos de un amigo, aquel que anda por el mundo casi sin “desensillar”, porque tiene una necesidad tan ancha como profunda de conocer muchas cosas, para luego, a su manera, sugerir un cambio de lo que, cree, está mal en  la propia  tierra. Ese amigo suyo se llama Américo…don Américo del Sur, le dicen.   (más…)

Es probable que este asunto se infiera como reiterativo, y propio de alguna presentación anterior. Sin embargo, creemos que vale la pena una ampliación por su importancia en el  desarrollo  del intelecto, cuyo resultado es crucial a la hora de  lograr  parámetros adecuados, destinados esencialmente a insinuar y poner en práctica  las  maneras capaces de robustecer  la tenacidad en las acciones, más la perfección en los caminos de la vida.

Por lo tanto, el significado del título tiene  implicancias  que, creo,  a priori pocos imaginan. Y la predisposición que alude, como eje central, es fácilmente posible desde el estímulo anímico, conducido a través de las ideas, donde el verdadero impulsor, que parte de la voluntad, consiste en aferrarse a las cosas positivas únicamente, incluso sobre dimensionándolas en la medida que fuere posible. Y, por el contrario, es saludable aplicar el máximo empeño en borrar o tornar leve y fugaz a cada uno de los sentimientos negativos que acuden a nuestra mente, aquellos imposibles de evitar. Es evidente que este ejercicio depende, sobre todo, de la voluntad, esa voluntad simple y sin que intervengan condimentos de realización compleja. (más…)

Es muy probable que la valoración conceptual definida en este título, resulte un tanto sugestiva para el lector. Lo cual no debería ser motivo de asombro, dado que suele ocurrir  con demasiada frecuencia  respecto a  expresiones  o términos empleados diariamente, y con  evidente sesgo de masificación, donde no se alcanzan a distinguir estratos sociales ni culturales, pues la tendencia general  es a la uniformidad  en la lingüística adoptada por la población, y con rumbo  a incrementarse durante  un cierto  tiempo.

Por consiguiente, hoy en día son numerosos los medios de comunicación masiva que habitualmente impulsan  una “viralización” esnobista. Allí donde la palabra que rápidamente se difunde entre las personas, constituye un verdadero estimulante para quienes, sin tamizar, se identifican  con las manifestaciones sui géneris  que  van moldeando una estructura del lenguaje  que no coincide con la que pertenece a un vocabulario ajustado a las reglas  pre existentes. (más…)

¿Acaso no parece que el transcurrir del tiempo se acelera con la simple acumulación de los años vividos? Es decir que cuanto más años tenga la persona, mayor será esa sensación espontánea, pues siente  que la existencia es demasiado efímera para quien de verdad ama la vida. En realidad es una percepción de todos los tiempos. Por ello, no pocos poetas y compositores dedicaron algunas estrofas  con el fin de ilustrar un sentimiento profundo del ser humano, y que a modo de apotegma manifiestan  esas  creaciones literarias. Por ejemplo, la vieja canción de Roberto Cantoral, con ritmo de bolero y titulada “El reloj”, cuyo contenido suena  como una letanía de emotividad y desesperanza, mientras que “Los Panchos” nutrían el romanticismo de la gente con su genialidad interpretativa. O  aquel tango de Carlos Gardel,  que habla de “Volver”. (más…)

Página siguiente »