En consecuencia, intentaré ser útil y ameno solo a través de pensamientos, reflexiones, propuestas, experiencias, historias y, por qué no, algo de humor campesino también. Ojalá se cumpla en plenitud el destino de este espacio, únicamente el paso del tiempo develará el resultado.

Muchos años de escritor, investigador y ensayista me permitieron aprender algo, lo cual deseo compartir con los lectores de este interesante lugar. Y en el intercambio, todos cultivaremos el conocimiento sobre cuestiones que, seguramente, contribuirán a mejorar nuestra calidad de vida.

La propuesta general estará expresada por una miscelánea temática, desarrollada con la mayor simplicidad, pero por ello no menos profunda, con el fin de que todos puedan comprender íntegramente el contenido. Otra meta, será la brevedad en cada escrito, pues la demandan el tiempo del lector y mi valoración, siempre basada en la genial afirmación de William Shakespeare: “La brevedad es el alma del ingenio”.

Es probable que este asunto se infiera como reiterativo, y propio de alguna presentación anterior. Sin embargo, creemos que vale la pena una ampliación por su importancia en el  desarrollo  del intelecto, cuyo resultado es crucial a la hora de  lograr  parámetros adecuados, destinados esencialmente a insinuar y poner en práctica  las  maneras capaces de robustecer  la tenacidad en las acciones, más la perfección en los caminos de la vida.

Por lo tanto, el significado del título tiene  implicancias  que, creo,  a priori pocos imaginan. Y la predisposición que alude, como eje central, es fácilmente posible desde el estímulo anímico, conducido a través de las ideas, donde el verdadero impulsor, que parte de la voluntad, consiste en aferrarse a las cosas positivas únicamente, incluso sobre dimensionándolas en la medida que fuere posible. Y, por el contrario, es saludable aplicar el máximo empeño en borrar o tornar leve y fugaz a cada uno de los sentimientos negativos que acuden a nuestra mente, aquellos imposibles de evitar. Es evidente que este ejercicio depende, sobre todo, de la voluntad, esa voluntad simple y sin que intervengan condimentos de realización compleja. (más…)

Es muy probable que la valoración conceptual definida en este título, resulte un tanto sugestiva para el lector. Lo cual no debería ser motivo de asombro, dado que suele ocurrir  con demasiada frecuencia  respecto a  expresiones  o términos empleados diariamente, y con  evidente sesgo de masificación, donde no se alcanzan a distinguir estratos sociales ni culturales, pues la tendencia general  es a la uniformidad  en la lingüística adoptada por la población, y con rumbo  a incrementarse durante  un cierto  tiempo.

Por consiguiente, hoy en día son numerosos los medios de comunicación masiva que habitualmente impulsan  una “viralización” esnobista. Allí donde la palabra que rápidamente se difunde entre las personas, constituye un verdadero estimulante para quienes, sin tamizar, se identifican  con las manifestaciones sui géneris  que  van moldeando una estructura del lenguaje  que no coincide con la que pertenece a un vocabulario ajustado a las reglas  pre existentes. (más…)

¿Acaso no parece que el transcurrir del tiempo se acelera con la simple acumulación de los años vividos? Es decir que cuanto más años tenga la persona, mayor será esa sensación espontánea, pues siente  que la existencia es demasiado efímera para quien de verdad ama la vida. En realidad es una percepción de todos los tiempos. Por ello, no pocos poetas y compositores dedicaron algunas estrofas  con el fin de ilustrar un sentimiento profundo del ser humano, y que a modo de apotegma manifiestan  esas  creaciones literarias. Por ejemplo, la vieja canción de Roberto Cantoral, con ritmo de bolero y titulada “El reloj”, cuyo contenido suena  como una letanía de emotividad y desesperanza, mientras que “Los Panchos” nutrían el romanticismo de la gente con su genialidad interpretativa. O  aquel tango de Carlos Gardel,  que habla de “Volver”. (más…)

Finalmente, con fecha 25 de noviembre, apenas transcurrida, pudo realizarse en el salón Social de Plaza Luxardo, la tan esperada presentación del libro titulado “Fundación de Colonia Luxardo”. Dicho acontecimiento resultó posible merced a la enjundia y valoración que en todo momento realizaron los docentes y Cooperadoras, pertenecientes a los tres niveles educativos de la Escuela Gabriel Luxardo,  y encabezados por la Directora del establecimiento, Anahí M. de Berardo.    

También corresponde mencionar el importante grupo de vecinos comprometidos con este evento, donde destacamos la participación esencial de Titi Berardo y Cristina Peiretti. Luego, con el aporte de todos,  lograron reunir una nutrida y entusiasta concurrencia, dando de este modo un encantador marco a la presentación del libro. Y en cuyo acontecimiento hubo menciones y regalos para el Autor, mientras  que en el transcurrir  se realizaron tomas  de  fotografías, filmaciones y reportajes destinados a los diversos medios de difusión.

Más tarde, todos los presentes participamos de una cena, seguida de baile amenizado por gran orquesta que logró crear un  clima ideal, donde todos los presentes danzamos.  Y no hubo excepciones, ni siquiera en algunos niños que graciosamente se mecían a su manera, en tanto que los mayores festejaban ese intento. (más…)

Numerosas personas, organizaciones y estamentos, con frecuencia, fundan el comportamiento antisocial de los individuos en las carencias y miserias que debieron soportar, en particular, a lo largo de su crecimiento. Pues, afirman, es precisamente en ese período cuando definen resabios que deterioran el sano desarrollo emocional. Incluso sostienen que esas carencias padecidas, también agreden el espíritu de los adultos, al moldear resentimientos que posiblemente terminarían generando situaciones borrascosas en desmedro de una civilizada convivencia en sociedad.

En verdad, debería inferirse que una persona, como ente individual, está dotada de raciocinio a partir de cierta edad; el cual permitiría adecuarse con normalidad sincronizada a los meandros del propio destino. Donde el camino pocas veces está perlado de cosas bellas y fáciles de obtener. Pero el espíritu es como el cuerpo, en que cada músculo bien ejercitado con abnegación y enjundia proporciona desarrollo, fortaleza y resistencia; cuyos valores son de enorme utilidad a la hora de transitar en intrincado mundo donde cautivan las cosas materiales y los sentimientos comandan nuestras acciones. (más…)

Es muy difícil, y con tendencia a una misión imposible, el intento de hallar elemento o vestigio, o conjunto de ellos, que definan de manera palmaria el inicio  existencial de la Naturaleza, como un todo. Muchas teorías surgieron de estudios que se realizaron a lo largo del tiempo, y aún hoy en día  continúan efectuándose pero cada vez con mayor difusión  y  tecnología aplicada. Sin embargo,  sigue vigente la afirmación  que en su momento realizó Albert Einstein: “En mi larga vida he aprendido una cosa: que toda nuestra ciencia, comparada con la realidad de la naturaleza, es primitiva e infantil y que, a pesar de todo es lo más valioso que tenemos”. O la perfección del universo, tal como lo concebía Baruch Spinoza, y en la cual fundaba su panteísmo filosófico, mientras manifestaba: “Dios es idéntico al orden matemático del universo”. (más…)

Era muy temprano, y ni siquiera el alba había asomado, cuando los tres integrantes del grupo partimos desde la ciudad de Salerno. Una gran dosis de aventura nos movilizaba, y el propósito central consistía, precisamente, en recorrer el Volcán Etna, una montaña de 3325 msnm, con enormes cráteres en la cúspide y  múltiples de menor dimensión sobre sus flancos. La primera etapa, de  435 km, finalizó en Villa San Giovanni, pues allí se encuentra el embarcadero, en el cual pronto accedimos a un ferry  con nuestro vehículo, un Dacia Duster, gasolero.

Compartíamos el espacio flotante con gran cantidad de personas, autos, buses y camiones de gran porte. El barco era enorme, y bastaron unos 20 minutos de navegación para  cubrir el trayecto  de  3,5 km, para  luego desembarcar en Mesina. Sin embargo, solo  costeamos dicha ciudad y rápidamente abordamos la autopista A18-E45, con rumbo al sur de Sicilia. La primera población de importancia se llama Taormina, de allí faltaban unos 50 km para llegar a destino, el tránsito era calmo, igual como se presentaba la mañana, pero la tensión iba en aumento constante, desde que comenzamos a observar la imponente figura del Volcán. (más…)

Página siguiente »